Una gran emoción experimentaron los padres de familia al ver actuar a sus pequeños hijos quienes a pesar del pánico escénico dieron su mayor esfuerzo