Antes de que su camino se cruzara con el del príncipe Harry, la duquesa de Sussex vivía prácticamente como una reina en Hancock Park, un barrio de Los Ángeles repletos de mansiones del que también han sido vecinos famosos de Hollywood como Antonio Banderas o Milla Jovovich.

Según la revista ObserverMeghan Marklela alquiló cuando todavía duraba su relación con Trevor Engelson, el que fuera su marido entre los años 2011 y 2013. Para entonces, su sueño americano se había hecho ya realidad gracias a su papel protagonista en la serie Suits, un trabajo que le obligaba a residir la mayor parte del año en Toronto, pero la actual duquesa no quería desvincularse de su ciudad natal y decidió alquilar una casa allí.

Ahora, su antiguo hogar de Los Ángeles acaba de ponerse a la venta por 1,8 millones de dólares –alrededor de 1,6 millones de euros–, algo más de medio millón por encima del precio por el que fue vendida en 2006. “¡La antigua casa de Meghan Markle!”, reza la descripción que se hace de ella en la inmobiliaria Bienstock Group.

Aunque palidece en comparación con Frogmore Cottage, actual residencia de los duques de Sussex en Windsor, la casa de Hancock Park presume del bonito estilo colonial con el que hace un siglo fue construida. Según dicha inmobiliaria, sus cerca de 200 metros cuadrados, repartidos en dos plantas, cuentan con cuatro dormitorios, tres dormitorios, un salón con chimenea y comedor y una amplia cocina, aunque su mayor atractivo es su localización, a un tiro de piedra de las principales atracciones de Hollywood.

1/10