El actor y comediante Kevin Hart quien apenas esta semana anunció que se convertiría en el próximo presentador de la aclamada gala de los Oscar, hoy ha anunciado su renuncia a ser el maestro de ceremonias por diversas polémicas sobre sus comentarios homofóbicos del pasado.

Kevin dio el anuncio a través de su cuenta de Twitter: “He tomado la decisión de renunciar a presentar los Oscar de este año porque no quiero se una distracción en una noche que debería ser celebrada por tanto artistas talentosos e increíbles. Pido perdón sinceramente a la comunidad LGBT por mis contenidos insensibles del pasado”.


“Lamento haber hecho daño a la gente…Estoy evolucionando y quiero seguir haciéndolo. Mi meta es unir a la gente y no dividirla. Mucho amor y agradecimiento a la Academia. Espero que nos encontremos de nuevo”, finalizó.

La determinación de Hart de renunciar a su nuevo cargo llegó luego de que en las redes sociales volvieran a aparecer mensajes suyos realizados entre el 2009 y 2011. Argumentos hirientes en total ofensa para la comunidad gay se leyeron en el perfil de la celebridad durante estos años, los cuales ahora llegan a empañar su momento de gloria.

La primera publicación del artista fue a través de Instagram en el que extendía sus sinceras disculpas asegurando que el mundo está yendo “más allá” de la locura. “Chicos, tengo casi cuarenta años, Si no creen que la gente cambia, crece y evoluciona cuando se hace mayor, no sé qué decirles”, dijo en el clip.

Después, Kevin contó que recibió una llamada por parte de la Academia de Hollywood advirtiéndole que tenía que disculparse o de lo contrario tendría que buscar a otro presentador, por lo que se cree que en un principio el desertar no era una opción.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

I know who I am & so do the people closest to me. #LiveLoveLaugh

Una publicación compartida por Kevin Hart (@kevinhart4real) el

“He hablado de esto varias veces. No es la primera vez que aparece. He dicho lo que estuvo bien y lo que estuvo mal. He dicho quién soy ahora frente a quien era entonces”. La misma energía que se fue para encontrar esos viejos tuits se podría haber puesto en encontrar la respuesta a esas preguntas que me han hecho año tras años”, fue su argumento final.

Este comunicado fue publicado horas antes de que diera la noticia de que dejaría de ser el presentador del evento más importante del año, por lo que la Academia tendrá que darse a la tarea de buscar a otra estrella que tome la batuta de los máximos premios.