El comediante ha anunciado su renuncia para ser el maestro de ceremonia de los premios de la Academia tras la polémica de sus comentarios homofóbicos