El reconocido cantante Pharrell Williams recientemente le exigió a Donald Trump que deje de utilizar su canción «Happy», luego de que el mandatario estadounidense la usara en un evento político el mismo día del tiroteo en Pittsburg.

Pharrel no solamente se lo pidió, sino que lo amenazó con realizarle una demanda por utilizar su tema el pasado sábado 27 de octubre. Los medios fueron los encargados de publicar un comunicado que el abogado del artista, Howard King envió a Trump.

«El día del asesinato de 11 personas a manos de una nacionalista loco, utilizaste su canción «Happy» en un evento político en Indiana. No hubo nada feliz sobre la tragedia infligida a nuestro país y no se concedió ningún permiso para el uso de esta canción con este propósito», se leyó en el documento.

Pharrell Williams se niega a que Donald Trump utilice su tema "Happy"

También, se afirmaba que el uso de la canción sin consentimiento «constituye una infracción de derechos de autor y marca registrada» y advirtió que Williams no le ha otorgado y no le concederá autorización a Donald para difundir públicamente su música».

No es la primera vez que Trump recibe quejas o amenazas por parte de los músicos después de que el presidente utiliza sus obras sin permiso en alguno de sus actos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Uh huh!! @camila_cabello #sangriawine💃🏽🍷OUT NOW

Una publicación compartida por Pharrell Williams (@pharrell) el

Artistas como The Ojays, The Rolling Stones, Queen y Adele también han solicitado a Donald que deje de hacer uso de su música en mítines desde que inició su campaña electoral.

Uno de los artistas más ofendidos antes los actos ilegales del mandatario ha sido Steven Tyler, quien ha protestado en repetidas ocasiones por utilizar la música de Aerosmith en sus eventos.