Se sabe que la actriz Emma Watson es una mujer muy comprometida con su trabajo y con la lucha de los derechos humanos, sobre todo el de las mujeres. En este día, la intérprete lo ha vuelto a demostrar por medio de un gesto realizado en honor a Savita Halappanavar, una mujer que murió al negársele un aborto.

Savita, una dentista de origen Hindú murió a causa del rechazo de su médico a realizarle un legrado, aún teniendo el conocimiento de que el feto no podría sobrevivir estando embarazada de 17 semanas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

As part of their Incredible Women list featuring letters to remarkable changemakers, it was a great honour to be asked by @portermagazine to pay the deepest respect to the legacy of Dr Savita Halappanavar, whose death powered the determination of activists to change Irish abortion laws & fight for reproductive justice all over the world. ••• The planned new legislation has already been dubbed ‘Savita’s law’ by campaigners out of respect for a woman who didn’t want to become the face of a movement, but simply wanted a procedure to save her life. ••• A note on her memorial in Dublin read, “Because you slept, many of us woke.” Yet from Argentina to Poland, restrictive abortion laws still punish and endanger girls, women and pregnant people. Free, safe, legal and local abortion care is needed across the globe. In Savita’s memory, and on today’s 7th Annual March for Choice in Dublin, I’d like to say a huge thank you to all those who continue the fight for reproductive justice. ✊🏼 #mybodymychoice #freesafelegal #ARCMarch18

Una publicación compartida por Emma Watson (@emmawatson) el

El fallecimiento de la joven se ha convertido en un fuerte símbolo de lucha en cuanto a la despenalización del aborto en la causa que pretendía borrar la octava enmienda de la Constitución de Irlanda, la cual prohibía el derecho al aborto.

La activista abordó el tema: «Ha sido un gran honor haber sido elegida por «Porter Maganize» para mostrar mi profundo respeto hacia el legado de Savita Halappanavar, cuya muerte aumentó la determinación de activistas para cambiar la ley de aborto irlandesa y luchar por la justicia reproductiva en todo el mundo».

Continúa diciendo: «No querías convertirte en el rostro de un movimiento. Querías una intervención que te salvara la vida. Cuando las noticias sobre tu muerte salieron en 2012, la necesidad de entrar en acción por parte de las activistas irlandesas resonó en todo el mundo: derogar la Octava Enmienda de la Constitución Irlandesa. Una y otra vez, cuando nuestras comunidades locales y globales lloran una trágica muerte fruto de una injusticia social, rendimos tributo, nos movilizamos y proclamamos: «descansa en poder». Con una promesa para las fallecidas y un grito a la sociedad, decimos nunca más. Pero rara vez la justicia prevalece para aquellos cuyas muertes llegan a simbolizar la desigualdad estructural. Más raro aún es una histórica victoria feministas que anima la lucha por la justicia reproductiva en todas partes».


Emma siempre ha utilizado su carrera y posición para alzar la voz y dar visibilidad a la igualdad de género, explicando que el feminismo no es un arma con la que atacar a los hombres, sino una ideología que protege a las mujeres y entender que tienen los mismos derechos que sus compañeros.

La nueva protagonista de «Mujercitas» forma parte de la lista de 200 actrices británicas que han donado un millón de dólares para un fondo llamado Justice and Equality Fund, cuyo objetivo es apoyar a las víctimas de acoso y abusos sexuales.