Tras la serie de sucesos desafortunados que la cantante Demi Lovato ha experimentado durante el último mes al sufrir una fuerte sobredosis que casi le cuesta la vida, ha decidido vender su increíble propiedad ubicada en Los Ángeles.

La mansión le costó poco menos de 8.3 millones de dólares en septiembre del 2016 y para su venta está valuada por más de 9.5 millones, según informó el medio «TMZ». Cuenta con cuatro dormitorios, seis baños y mantiene una superficie de más de cinco mil metros cuadrados.

Se dice que desde que la adquirió la vivienda no ha dejado de darle problemas, pues en enero del año pasado las fuertes lluvias afectaron el terreno provocando deslizamiento de tierra que pusieron en peligro la casa.

Hace algunos días, policías llevaron a cabo un plan para intentar desvalijar el domicilio aprovechando la ausencia de Lovato, puesto que el programa de desintoxicación que está siguiendo es sumamente estricto y no puede tener contacto con el exterior ni con personas de su círculo social.

El tratamiento sólo le permite tener comunicación con sus familiares más cercanos, ni siquiera su exnovio Wilmer Valderrama puede tener algún tipo de conexión con ella. Las medidas se deben a su recuperación completa y lograr que se mantenga alejada de todo lo nocivo que ha dañado su vida.

Diversas fotografías han salido a la luz mostrando la residencia espectacular situada en lo alto de Hollywood Hills, además de tener una de las vistas más impresionantes.