Aleko anhela ser capitán de barco o cineasta, para navegar por los mares o proyectar ante miles de personas lo que habita en su imaginación.