“Quien diga que no quiere trabajar en Hollywood dice una mentira”, sentencia la actriz mexicana Marimar Vega, quien a sus 37 años disfruta de la internacionalización de su carrera con proyectos en Egipto, Estados Unidos y su natal México.

“Siempre es un sueño ¿no? (trabajar en Hollywood) es como si juegas fútbol y dices que no quieres ir al mundial. Pero también es complicadísimo actuar en inglés todavía me da inseguridad pero el trabajo me ayuda a ver que puedo hacerlo”, dice este sábado en entrevista con Efe la actriz de “El juego de las llaves” (2019).

Vega se mudó a Los Ángeles de manera formal hace cinco años pero asegura que vive tanto en Estados Unidos como en México por cuestiones de trabajo.

Sin embargo, el crecimiento de su carrera en el extranjero se ha disparado y un ejemplo de ello fueron los últimos papeles que obtuvo el año pasado.

“Tuve un 2020 lleno de incertidumbre pero bastante bueno, no paré de trabajar, fui a Egipto con la oportunidad de grabar una serie, se estrenaron dos proyectos, cerré el año con trabajo y lo empiezo igual”, explica la actriz.

Entre los proyectos más sonados de los que fue parte, se encuentran la serie “De brutas nada” (2020), para Amazon Prime Video; y la película “El testamento de la abuela”, que fue estrenada por Netflix, ambas producciones mexicanas.