El actor mexicano Horacio García-Rojas participará en la nueva cinta de Clint Eastwood, “Cry Macho”, un sueño que nunca pensó que podría hacerse realidad y de cuyo rodaje se desprende “una lección de vida”, más allá de los aprendizajes cinematográficos.

“(Eastwood) es de esas personas que siguen estando ahí porque la pasión los llama. Deciden seguir contando historias porque es lo que les apasiona y les divierte. Si bien tengo mis años de experiencia me falta camino por recorrer y yo quiero llegar a los 70 con esa vitalidad”, expuso el actor.

EL ANTAGONISTA DE EASTWOOD

“Cry macho” es la producción número 42 del estadounidense de 90 años y relata la historia de un hombre que fue una estrella de rodeo y ayuda a un joven con problemas a entrar a Texas (EE.UU.) desde México.

En la cinta, García-Rojas, protagonista de la serie “Diablero” y actor en “Narcos: México”, da vida al antagonista de Eastwood, quien además de dirigir la película la protagoniza, después de haber superado un casting.

“Los casting siempre son peculiares porque es aventar una moneda al aire, pero uno le pone todo el corazón, más allá del talento, sobre todo ahora en pandemia” dijo.

Junto a él, Eduardo Minett y Natalia Traven completan el equipo mexicano de la cinta dirigida y protagonizada por Eastwood, quien habitualmente cuenta con nuevos talentos en sus películas.

“Él tiene un trabajo digamos comunitario, entendiendo que el arte cinematográfico es un tablero de ajedrez donde cada ficha cumple una función vital y todas son importantes y ha generado una familia”, dijo García-Rojas.

La pandemia le trajo malas noticias al mexicano cuando se canceló un gran proyecto de Amazon Studios en el que iba a participar junto al español Javier Bardem y, aunque el golpe fue duro, “Cry macho” le ayudó a mantener la ilusión.

Además, enfocó sus energías en la educación de su hija, en pasar tiempo con su familia y consumir cultura.