Dicen que las mujeres, especialmente las que suben al escenario, ven cómo su horizonte se oscurece cuando cruzan la barrera de los cuarenta; pero ése no es el caso de Mónica Naranjo, que acaba de reeditar “Minage”, un disco que nació hace 20 años y sobre el que ahora vuelve “mucho más libre”.

“Estoy en un momento dulce, en un momento de plenitud total, mucho mejor que cuando tenía 26 años”, ha dicho en una entrevista en la que ha rememorado la publicación de este disco de culto para sus seguidores, que ahora cumple dos décadas.

Para celebrarlo, la artista española ha reeditado las canciones del álbum que nació como un homenaje a la cantante italiana Mina, de quien Naranjo es una gran admiradora, con versiones en español de sus canciones que alcanzaron gran popularidad, especialmente “Sobreviviré”.

Aunque el disco supuso en su momento un descenso de ventas respecto a sus dos primeros álbumes, “Mónica Naranjo” (1994) y “Palabra de mujer” (1997), “el tiempo lo ha acabado colocando en su lugar”.

“Este disco tiene historia -ha explicado- porque tuve que mantener una batalla abierta con la discográfica para grabarlo”.