El actor británico Dave Prowse, que dio vida a Darth Vader en la trilogía original de La Guerra de las Galaxias, ha fallecido a los 85 años “tras una breve enfermedad”, según confirmó este domingo su agente.

Thomas Bowington, su representante, anunció “con gran tristeza” la muerte de Prowse en un mensaje colgado en su página de Facebook, donde indicaba que este falleció “ayer por la mañana”, sin precisar apenas detalles, y agregando la célebre frase: “Que la fuerza le acompañe, siempre”.

Prowse, que antes de pasarse al mundo del cine había sido culturista en la ciudad inglesa de Bristol, también llegó a ser condecorado con un MBE (Miembro del Imperio Británico) por su papel en el Green Cross Code Man, que promovía la seguridad vial en las carreteras de este país.

El trabajo que le dio celebridad a nivel internacional fue el de Vader en la archifamosa trilogía, un papel que ganó debido a su imponente físico -medía 1,98 metros-, si bien su marcado acento del West Country inglés no resultó del todo apto para la franquicia, por lo que fue doblado por James Earl Jones.

Aunque fue famoso por interpretar muchos monstruos, para mí y para todos los que conocimos a Dave y trabajamos con él, era un héroe en nuestras vidas”, apuntó Bowington en otra declaración a la BBC.