Oscuro Deseo es una serie de Netflix que ha provocado mucho revuelo debido a los temas que aborda y las apasionadas escenas de sus protagonistas: Alma, interpretada por Maite Perroni, y Darío Guerra, interpretado por Alejandro Speitzer.

Tras su estreno el pasado 17 de julio a través de la plataforma de streaming, el actor aseguró que una de las enseñanzas que le dejó su personaje es no intentar comprenderlo todo y vivir el presente. “A veces, cuando más buscas entender a tu personaje, menos lo logras”, afirmó.

La historia, creada por Leticia López Margalli y dirigida por Pitipol Ybarra y Kenya Márquez, es un drama pasional en el que Alma, una docente de universidad, explora sus más profundos deseos con Darío, un joven que esconde oscuros secretos, a la par que se resuelve el misterio de una muerte.

Aunque Alejandro no se siente identificado con su personaje ni empatiza con él, sin embargo, desde que leyó el guión se sintió atraído por la historia y, aunque tenía pensado tomar un periodo de descanso, la trama lo cautivó tanto que aceptó sin dudarlo.

Speitzer vio en Darío Guerra un reto, pues se trata de un personaje siniestro y lleno de intriga, que le daría un aspecto diferente a lo que había realizado con su carrera anteriormente. “Darío esconde muchas cosas, es un personaje con un pasado muy oscuro, aunque eso no justifica lo que va haciendo en el camino. Yo traté que fuera un personaje que con poco contara mucho a partir de sus silencios, de sus mirada”, señaló.

Además, una de las situaciones que más disfruta de que la serie esté siendo tendencia en la actualidad, son los temas que visibiliza.