«Como padre debemos enseñar a ser agradecidos con la vida».

 

Hijos: Daniela y José Eloy

Ocupación: Socio de la firma Kreston BSG

Libro: “Hablando claro” de Jack Welch

Deporte: Golf

 

¿Qué es lo más importante que aprendiste de tu padre?

Desde luego la caballerosidad y compartir siempre una sonrisa. Aprendí de él, a ser un hombre sociable y amable.

 

¿Qué actividades te gusta compartir con tu esposa e hijos?

Nos encantan las películas en casa, siempre preparamos botana deliciosa para verlas juntos. También disfrutamos mucho ir al cine.

 

Cuéntanos una anécdota divertida con tus hijos:

Cuando Dany tenía 7 años, quería mostrarnos lo hábil que era. Ella intentó brincar una barda pequeña y gritó: “Mírenme brincar como en las películas.” En ese momento se le atoran sus pies y cayó al piso. Claro, en un principio fue el susto, pero después la risa. Por supuesto, no era tan fácil lo que en su imaginación veía con tanta facilidad. Una anécdota con Eloy fue cuando él estaba en una motocicleta crossover y comenzaba a aprender, se cayó en el circuito y al levantarse tenía la cara llena de tierra, solo los ojos se le veían.

 

¿Cuál es el mejor regalo que recibiste un día del padre?

Un par de tazas decoradas por mi hija. Yo soy fan del café y lo bebo todos los días. Las tazas las decoró mi hija y en ellas me muestra el amor y agradecimiento que siente por mí. También en una ocasión recibí una bella canción de agradecimiento elaborada, grabada y editada por mi hijo.

 

¿Qué consejo darías a un futuro papá?

Hay que definir los valores que se quieren transmitir y fomentar la lectura. Sobre todo, enseñar a ser agradecidos con la vida para lograr paz y felicidad.

 

1/11

 

Fotos: Imelda Medina / Daniela Portillo