Desde el 2001, Pueblos Mágicos es un programa desarrollado por la Secretaría de Turismo (Sectur) en conjunto con diversas instancias gubernamentales, que reconoce a quienes habitan estas ciudades y el trabajo que han realizado para proteger y guardar su riqueza cultural.

La idea de este programa fue de Eduardo Barroso Alarcón, entonces subsecretario de operación turística, y quien había sido encargado de turismo en el equipo de transición del presidente Vicente Fox.

En 2001, Huasca de Ocampo, en Hidalgo, fue el primer sitio denominado “Pueblo Mágico”. Durante ese año Mexcaltitán, Tepoztlán y Real de Catorce también fueron declarados.

En Puebla, el primer municipio con esa denominación fue para Cuetzalan, distinción que tiene desde el 2002. A la fecha la entidad poblana cuenta con nueve Pueblos Mágicos en total.

En ese mismo año fueron declarados, también, los pueblos de San Miguel de Allende, Taxco, Tepotzotlán, Tapalpa, Comala, Pátzcuaro, Dolores Hidalgo, e lzamal.

Tlaxcala también tiene dos municipios con esta denominación, uno de ellos es Huamantla, reconocido por la Humantlada y la “Noche que nadie duerme”, donde artesanos exhiben un múltiple colorido de alfombras hechas de aserrín; y Tlaxco que está ubicada en una zona montañosa que estuvo habitada por los otomíes desde fines del siglo XIV.

A su vez, el estado de Hidalgo, cuenta con cinco pueblos mágicos: Tecozautla, Huichapan, Huasca de Ocampo, Mineral del Chico y Real del Monte.

El programa Pueblos Mágicos contribuye a revalorar a un conjunto de poblaciones del país que siempre han estado en el imaginario colectivo de la nación en su conjunto y que representan alternativas frescas y diferentes para los visitantes nacionales y extranjeros.

Objetivos del Programa

  • Estructurar una oferta turística complementaria y diversificada hacia el interior del país, y cuyos singulares sitios tienen grandes atributos históricoculturales.
  • Generar y promocionar las artesanías, festividades, tradiciones y gastronomía del lugar.
  • Generar productos turísticos como la aventura, deporte extremo, ecoturismo, pesca deportiva.
  • Revalorar, consolidar y reforzar los atractivos turísticos de este conjunto de poblaciones del país, las cuales representan alternativas frescas y diferentes para atender a la naciente demanda de visitantes nacionales y extranjeros.
  • Así también, este programa se desarrolla con el fin de reconocer la labor de sus habitantes quienes han sabido guardar para todos, la riqueza cultural e histórica de su hogar.

Pueblos mágicos, los favoritos de los mexicanos al viajar

Los viajes fáciles de organizar son una excelente oportunidad para conocer el país, perfectos para experimentar la cultura, las tradiciones y la gastronomía, además de asociarse con la tranquilidad.

 

 

FOTOS: Especial