Previo al emblemático y glamoroso desfile de Victoria´s Secret, la modelo australiana Robyn Lawley de 29 años, se encargó de declararle la guerra a los ángeles de la famosa marca por su decisión de no incluir a las modelos de talla grande para la pasarela.

La campaña que fue llamada «Todas somos ángeles» estuvo patrocinada por la marca británica especializada en ropa para mujeres de tallas grandes Simply Be, la cual mantiene una constante lucha por acabar con los estándares de belleza establecidos por la sociedad incluyendo a todo tipo de mujeres para sus desfiles.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Strike a pose angels 👼 #morethanourbodies

Una publicación compartida por Simply Be (@simplybeuk) el

Subidas en sus altos tacones y con hermosos conjuntos de lencerías, las modelos portaron las famosas alas que identifican a las maniquíes que caminan por la pista del evento anual de Victoria´s Secret Fashion Show, en total fueron 10 las mujeres que participaron en una sesión de fotos en Londres.

A esta iniciativa se unió la actriz Hayley Hasselhoff, protagonista de la serie «Huge» que cuenta la historia de siete jóvenes que cambian de vida tras reclutarse en un campamento para perder peso. A la par estuvieron las modelos Joann Van Den Herik, Nauhane, Danielle, Felicity Hayward, Ayesha, Kelly Knox, Anais y Ashley Hame.

Esta no es la primera vez que uno de los desfiles más grandes y esperados del mundo es criticado y atacado durante su realización, cada ves más existen mujeres que alzan la voz exigiendo que se muestre a una mujer más real y con una mayor diversidad.

Lawley es una fuerte promotora en contra de la firma, ya que en octubre hizo la petición a la marca para que en dicho evento participaran un mayor número de diversidad entre sus modelos, además de invitar a sus casi 200 mil seguidores a que no vieran el desfile considerado el «más sexy del mundo».