Este sábado fue un fin de semana de bodas, pues también contrajo matrimonio Lord Ivar Mountbatten, hijo menor del tercer marqués de Milford Haven y primo de la reina Isabel II quien contrajo nupcias con James Coyle.

El evento no tuvo precedentes para la corona británica pero sí bastante importancia, ya que se trata del primer matrimonio gay en la realeza británica, lo que convirtió a la ceremonia en un acontecimiento histórico.

La unión se llevó a cabo en la capilla de Bridwell Park en el condado de Devonshire, luego de que hace dos años el aristócrata declara su homosexualidad y comenzara con su relación con Coyle, un director de servicios de cabina en una aerolínea.

La pareja se conoció en una estación de esquí durante un viaje en la localidad suiza de Verbier, anteriormente Ivar estuvo casado desde 1994 hasta el 2011 con Penélope Anne Vere Thompson y tuvieron tres hijas: Ella, Alexandra y Louise.

Alrededor de 60 personas se dieron cita en el lugar incluidas sus tres hijas y su ex esposa, según informó el diario “Daily Mail”, se dijo que incluso, Penélope lo acompañó por el pasillo y fue quien lo entregó en el altar. Para la ocasión, ningún miembro de la realeza británica tuvo presencia en el evento.

El matrimonio de Lord Mountbatten no le quitará su carga nobiliario gracias a la ley de igualdad que existe en la actualidad en Reino Unido desde hace cinco años, sin embargo, esto no garantiza que su ahora esposo se convierta en parte de la realeza.

“Lo más importante es el enorme agradecimiento a mis tres preciosas chicas por su comprensión y apoyo, ¡sin su apoyo nunca podría haber sucedido! Y finalmente a James por ser simplemente perfecto!”, fueron las palabras publicadas por el Lord en su cuenta de Instagram.