Amanda Bynes fue una de las actrices más idolatradas de Hollywood, su belleza, buen humor y talento la llevaron a probar las mieles del éxito, sin embargo el gusto le duró muy poco, pues cayó en adicciones aunado a problemas con la ley que la dejaron dentro de un abismo.

Por si fuera poco, se dijo que la ex estrella infantil contaba con una enfermedad conocida como esquizofrenia, por lo que a sus 27 años, tuvo que ser puesta bajo la tutela de sus padres luego de tener actitudes intensas y fuera de lugar.

Tras años de lucha, en el 2015, Amanda tuvo su intento de reivindicarse y comenzó a estudiar en el Fashion Institute of Desing and Merchadising de Los Angeles, además de iniciar simultáneamente un tratamiento médico para controlar su padecimiento mental.

Después de mantenerse años fuera de los reflectores, la joven ha dado señales de vida a sus seguidores quienes se mantienen atentos a su regreso. A través de Twitter compartió una “selfie” donde luce completamente saludable y se le nota un semblante distinto y tranquilo.


Una semana antes, Bynes había publicado una instantánea en la que aparece junto a Neil Moran, el productor de “Hairspray”, cinta en la que participó por última ocasión al lado de John Travolta, Michelle Pfeiffer, Zac Efron, Christopher Walken, Brittany Snow y Queen Latifah.

Aunque la intérprete se ha mantenido fuera de escena durante mucho tiempo, aún cuenta con un buen número de fans y en Twitter alcanza los 3 millones de followers.