De acuerdo a las fuertes acusaciones que le realizaron al actor Kevin Spacey, el público estadounidense le otorgó una fuerte sanción a través del estreno de su última película “Billionaire Boys Club”. 

Casi nadie se presentó a ver la premiere, según distintos medios, se dijo que el filme recaudó apenas 126 dólares en las distintas pantallas en las que fue proyectada, cifra que arroja la asistencia de sólo 12 espectadores.

Público estadounidense castiga a la nueva película de Kevin Spacey

La cinta basada en un caso real ocurrido en 1980, centra la historia de unos jóvenes graduados de Harvard quienes deciden hacerse multimillonarios con la ayuda de una pirámide financiera. A pesar de la participación de grandes actores como Ansel Elgort, Taron Egerton, Jeremy Irvine y Emma Roberts no tuvo el éxito esperado, pues fue más potente la presencia del último escándalo de Spacey.

En junio pasado, la compañía encargada de la producción del filme afirmó que a pesar del incidente con Spacey se estrenaría en EU aunque tendría una circulación limitada, argumentando que el mal comportamiento de una persona no afectaría el trabajo y esfuerzo de todo el equipo:

Esperamos que el público decida cuál es su opinión de las reprobables alegaciones sobre el pasado de una persona, pero no a costa de todo el reparto y el equipo de trabajo en la película”

Aunque existan diversas opiniones y respuestas de lo ocurrido, una de las más probables es la influencia de la polémica acusación sexual con menores la que haya orillado a la audiencia a boicotear la entrega en las pantallas. Lo mismo ocurrió con la plataforma streaming Netflix, ya que después de enterarse de este incidente decidió suspender hace algunos meses la exitosa serie “House of Cards”.