Hijos: Santiago, 11 años; Matteo, 7 años

¿Qué sentiste cuando te enteraste que estabas embarazada?

Me sentí la más feliz del mundo.

¿Cómo cambió tu modo de ver la vida desde que te convertiste en madre?

Cambió muchísimo, ya que de mí dependen dos vidas.

¿Cómo asumes la responsabilidad de educar a un niño?

Gran responsabilidad, ya que dependen de las bases que su papá y yo les demos para ser hombres de bien en todos los aspectos.

¿Cuál ha sido el mejor consejo de maternidad que has recibido?

Todos fueron buenos, pero el mejor fue: “Déjate llevar por tu instinto maternal.”

¿Qué mundo quieres para tus hijos?

Un mundo mejor que el de hoy, un mundo justo, quiero lo mejor para ellos.

¿Cómo distribuyes el tiempo entre tu vida personal y las actividades cotidianas?

En las mañanas, cuando ellos están en el colegio, ocupo ese tiempo para mis actividades personales; después que ellos salen del colegio, todo mi tiempo es para ellos y sus actividades extraescolares.

¿Qué sacrificios has tenido que hacer en tu vida? ¿Cuáles han sido las recompensas?

Dejar mi desarrollo profesional en la empresa donde laboraba. La mejor recompensa es ver el día a día del crecimiento y desarrollo de mis hijos, verlos felices de que su mamá está ahí siempre apoyándolos.

¿Qué opinión tienes de las mamás que deciden trabajar y atender a sus hijos al mismo tiempo?

Muy respetable.

 

1/4

 

FOTOGRAFÍA: As Foto

LOCACIÓN: Hotel Grand Fiesta Americana

MAQUILLAJE Y PEINADO: Isa Cobos