Los recientes proyectos en los que el actor mexicano Andrés Almeida ha participado se han relacionado con él de forma personal. “100 días para enamorarnos” lo reconectó con la música y ahora “Misión: Peligroso” lo lleva a su década histórica favorita donde están cimentadas sus inspiraciones musicales.

Sobre la forma en la que han llegado estos trabajos, Almeida contesta lo siguiente: “Es una cosa rara que se ha dado de una manera tan natural que trato de no buscarle una razón, solita la vida me va entregando estas oportunidades y todo se va colocando de una manera matemática que me fascina”.

Almeida se ganó al público de muchos países con su participación en “100 días para enamorarnos” (2020) y su papel de Max Barrios.

No solo el propio actor se identificó con Barrios, un talentoso músico frustrado, sino miles de personas en Latinoamérica desde la llegada del proyecto a Netflix.

Andrés se tomó en serio a Max y le dio vida en pantalla creando todo un universo musical que lo conecta directamente con su propia faceta como músico.

Ahora, luego de prestarle a su personaje unos cuantos temas propios, prepara un disco que espera esté listo este año.

“Hay canciones que son completamente mías pero que en el contexto de la serie funcionaban muy bien. Mi universo no está peleado con el de Max. Quería demostrar que no era un fracasado porque su música no es buena, sino todo lo contrario, quería darle valor”, afirma.

De esta forma Almeida considera que le dio todo a Max, pero cuando reflexiona lo que Max dejó en él hay muchas cosas positivas que no había podido alcanzar de forma tan sólida en trabajos anteriores a este.

“A mí me deja muchas cosas, sobre todo una proyección que los proyectos anteriores en los que había estado no habían tenido. Me ha abierto un nuevo público a nivel latinoamericano y ha hecho que mi música llegue a otros países”, afirma.