La industria de la música, una de las más afectadas en el mundo del espectáculo por las restricciones impuestas para contener el contagio del coronavirus, es también una de las más altruistas, con la creación de fondos para apoyar al gremio, conciertos en las redes y grandes donaciones para combatir la pandemia.

“Nunca me había sentido tan orgulloso de pertenecer a la gran familia de la música a nivel global”, dijo a Efe el empresario estadounidense Stephen Brooks, quien tras más de una década en la industria creó el canal “online” Latido Music, inspirado en el MTV de sus inicios.

Desde los artistas hasta las empresas han sido golpeadas duramente por los efectos de la pandemia de la COVID-19″, pero aun así “han demostrado una generosidad que le hace honor a nuestro arte”, indicó.

Si bien el sector del entretenimiento está casi a la par del turismo en cuanto a pérdidas inmediatas a consecuencia del coronavirus, la música no ha recibido los beneficios iniciales que están disfrutando las producciones audiovisuales o los juegos de video.

Cifras dadas por empresas de medición como Nielsen y Billboard revelan que mientras que la audiencia de la televisión y de las plataformas de “streaming” como Netflix, Amazon y Hulu se han casi triplicado y la participación en los videojuegos en internet ha subido en un 75 por ciento, los niveles de música en línea se han mantenido estables.

“Hasta han bajado. Hay indicadores que hablan de una leve caída en las plataformas de música y en YouTube”, indicó Brooks.

Aun así, los músicos fueron los primeros en acudir a las redes sociales a ofrecer al público un escape ante las crecientes medidas a favor del llamado aislamiento social.