Facebook: Sara Vargas

Instagram: saravargas.wp

Teléfono: (777) 327 50 97

1/6

Cásate en Morelos

Ubicado en la región centro sur del país y con un clima privilegiado, para la experimentada Wedding Planner, Sara Vargas, Morelos fue el primer estado en bodas destino, ya que Cuernavaca, su capital y la ciudad más poblada, desde siempre ha tenido una actividad importante en este tipo de eventos, con una gran variedad de haciendas, jardines, fincas y hoteles de lujo donde se ofrecen diversas planeaciones.

Un lugar único

De tal modo que parejas internacionales, desde asiáticos y canadienses, hasta nacionales de Puebla, Guanajuato, Querétaro, Torreón y Ciudad de México, entre otros del centro y la zona de Bajío, que buscan la diversidad de servicios personalizados para la realización de bodas y tener experiencias únicas, han celebrado su enlace en este destino, encontrando los mejores escenarios, gran calidez humana, seguridad y excelentes proveedores.

Una década de experiencia

Con más de una década de experiencia, Sara Vargas recomienda tomar al menos 10 meses de planeación para una boda, “pero depende mucho de la pareja, hay parejas que se sienten más segura si el proceso de planeación comienza desde un año antes”. Y el presupuesto puede oscilar entre mil 400 y 2 mil 600 por persona en una locación estándar.

Momento especial

Sara Vargas destaca que lo más importante a considerar en la planeación de una boda es el presupuesto y el tipo de celebración. A partir de tener esos dos elementos en claro, se puede derivar lo demás, incluyendo por supuesto los puntos básicos y tradicionales que permanecen en las bodas: padrinos para ceremonia, damas, Best Man, pajes, el baile de novios, el pastel, el ramo y hasta el liguero.

Tradiciones mexicanas

Tradiciones de Morelos como el mariachi, el baile con chinelos y bandas musicales, son del agrado de los invitados, que quedan prendados de los escenarios y soñando en regresar a realizar su boda algún día.

Sueños hechos realidad

“La satisfacción de un Wedding Planner al final, es tangibilizar las ideas y expectativas de la pareja, lograr ordenar sus ideas y plasmarlas en un proyecto que descubren el día de su boda. Tener la confianza de la pareja es uno de los mayores retos y que al final de su boda te agradezcan con toda el alma el haber realizado lo que esperaban, no tiene comparación” dice Sara Vargas.

Atrévete

En conclusión, las características de un buen Wedding Planer son saber resolver todas las dudas de la pareja, ser un excelente administrador, tener dominio de logística, ser creativo, líder, ser comunicólogo y psicólogo, solucionar todo tipo de eventualidades durante el proceso y durante el evento que pudieran suscitarse.