El Centro Histórico de la capital poblana fue nombrado Patrimonio de la Humanidad en 1987, por lo que se le considera una de las joyas arquitectónicas de México, e incluso de Latinoamérica.

Ha sido motivo de reportajes de revistas especializadas del mundo y señalado como uno de los espacios más visitados por el turismo internacional.

La ciudad de Puebla fue fundada el 16 de abril de 1531. Conservando grandes edificios religiosos, como la catedral que data de los siglos XVI y XVIII.

 

Zócalo 

El zócalo de Puebla alberga elementos arquitectónicos fusionados con la religión católica. Funciona como una «plaza» o mercado de ropa y víveres desde 1531 hasta 1854 cuando fue convertido en Parque Central. Hoy es el punto de reunión de paseantes, trabajadores, familias enteras ,que el domingo disfrutan de su vida cotidiana aderezada por vendedores de globos y artistas urbanos.

 

Biblioteca Palafoxiana

La Biblioteca Palafoxiana recibe ese nombre debido a que el obispode Puebla, Juan de Palafox y Mendoza realizó la donación de su biblioteca personal compuesta por 5 mil volúmenes a los colegios tridentinos. En 1981 se declaró como Monumento Histórico Nacional y en el 2005, su variedad y riqueza bibliográfica le mereció el título de Memoria del Mundo por la UNESCO.

 

Los Sapos

La zona de Los Sapos era un lugar donde vivían decenas o centenares de sapos antes del entubamiento del río San Francisco. Hoy es escenario de hoteles boutique de la mayor calidad, restaurantes de alta gastronomía local e internacional, y los fines de semana alberga anticuarios que pueden ofrecer piezas realmente valiosas y llenas de historia.

 

1/13

 

 

Fotos: Daniela Portillo / Guillermo Pérez / Víctor Hugo Rojas