Al fin, los Grammys han anunciado quien será la persona encargada de tomar la batuta de tan reconocido evento, y será la cantante Alicia Keys quien se encargue de ser la host de este reconocido y esperada velada para los iconos actuales de la música.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

BIG news…. 🔥🔥🔥 (check my story)

Una publicación compartida por Alicia Keys (@aliciakeys) el

A través de un comunicado entregado a los medios locales, Alicia expresó: «Sé lo que se siente estar en un escenario como este, y traeré esa vibra y esa energía. Me emociona tanto ser el maestro de ceremonias de la noche más grande de la música, y celebrar la creatividad, el poder y la magia. ¡Estoy especialmente emocionada por las increíbles mujeres nominadas este año! ¿Iremos hacia arriba el 10 de febrero!».

El presidente/CEO de la Academia de Grabaciones, Neil Portnow comentó sobre la participación de Alicia: «Una artista dinámica con la rara combinación de talento innovador y pasión por su oficio, Alicia Keys es la elección perfecta como anfitriona de nuestro espectáculo. A lo largo de su emocionante carrera, la he visto convertirse en una fuerza poderosa dentro de la industria musical y más allá. Como artista que habla sobre el poder de la música para siempre, como un modelo a seguir, y como portavoz del cambio, estamos encantados de tenerla a bordo para lo que seguramente serán unos Grammy Awards inolvidables».

Al respecto, el productor ejecutivo, Ken Ehrlich comentó: «Alicia es una de esas artistas raras que fusiona el verdadero genio musical con letras emotivas para crear un enfoque único en todo lo que hace. No tenemos dudas de que aportará todo eso mientras guía a los millones de espectadores del Grammy a través de lo que creemos que será un espectáculo muy especial en febrero».

En las últimas dos ediciones de los Grammy, James Corden ha organizado la velada más importante de la música y este año pretenden hacer algo nunca antes visto, «Este año, no sólo tenemos el grupo más diverso de nominados en la historia de los Grammys, también tenemos, por segundo año consecutivo, el anfitrión menos diversos en la historia de los Grammys», bromeó Corden.

Aunque presumen de que será una noche especial, los detalles de la ceremonia continúan siendo un secreto, el único dato que se conoce es que se llevará a cabo nuevamente en el Staples Center en Los Ángeles en donde se esperan un sinfín de actuaciones musicales y colaboraciones que dejarán al público con la boca abierta el próximo 10 de febrero.