El actor Johnny Deep realizó una fuerte declaración en contra de su ex esposa Amber Heard, donde la acusa de haber defecado en la cama que compartían cuando vivían juntos. Ante esta denuncia el intérprete se mantiene firme y seguro del comportamiento de su ex mujer.

Puppy spooning. Check story for full (or rather, still growing) story……

Una publicación compartida por Amber Heard (@amberheard) el

Según Deep, el bochornoso incidente sucedió en abril de 2016, en la fiesta de cumpleaños de Amber, quien se molestó con él por llegar dos horas tarde a su fiesta de cumpleaños número 30. En un arrebato, llenó la cama con heces, explicó, así que el protagonista de “Piratas del Caribe” decidió irse de la vivienda ubicada Los Ángeles.

El ama de llaves fue la que hizo el descubrimiento en la habitación y se encargó de informarle a Deep la situación. Ante la insólita confesión, la ex esposa explicó que había sido Boo, el perro del intérprete:

Boo tiene serios problemas intestinales. Nunca fue una broma, no fue algo hecho de forma irrespetuosa”

Johnny mantiene su versión, la cual fue secundada por su trabajadora quien argumentó que por el tamaño de las heces era imposible que perteneciera a un perro, pero sí a la de una persona. Incluso, un amigo de Depp aseguró que existen fotografías que amparan lo ocurrido.