ACERCA DE ÉL:

Ingeniero Civil de profesión, pero altruista, conferencista y nadador de aguas abiertas por vocación. Después de vencer una serie de obstáculos, tales como: una enfermedad en los ojos que estaba por arrebatarle la vista y un accidente que lesionó su columna hasta el punto de no poder caminar, Christian recuperó su vida por medio de la natación y, como una forma de agradecimiento a la vida, decidió conquistar la Triple corona de aguas abiertas, los tres retos deportivos más peligrosos y complicados del mundo, con el fi n de recaudar fondos para el Banco de Medicinas de Una Nueva Esperanza, una asociación para niños con cáncer. En el 2013, cruzó a nado el Canal de la Mancha en un tiempo de 17 horas con 38 minutos, y después de 62 kilómetros de nado continuo. En el 2015, el Canal de Catalina, en un tiempo de 13 horas con 59 minutos y 40 kilómetros de nado entre tiburones y mareas agresivas. Finalmente, el 20 de agosto del 2017 nadó la Vuelta a Manhattan en un tiempo récord de 7 horas con 15 minutos y 46 kilómetros.Con estos retos, recaudó 3 millones de pesos para medicinas oncológicas y se convirtió en el primer mexicano en lograr la Corona por una causa puramente altruista. Hoy es considerado, también, uno de los mejores conferencistas motivacionales de México, con su esquema llamado «Entrenamiento vivencial».

EDAD: 35 años

HABILIDAD: Conferencista motivacional e inspiracional

DEPORTE: Natación en aguas abiertas

A DESTACAR DEL NADO EN AGUAS ABIERTAS:

Es uno de los deportes más peligrosos del mundo, ya que consiste en nadar en grandes masas de agua tales como mares, ríos, lagos y lagunas, quedando a expensas del clima, corrientes, remolinos, mareas y la vida marina. La modalidad en la que yo compito sigue las reglas del Canal de la Mancha, que quiere decir que son nados usualmente en aguas heladas, sin ningún tipo de traje térmico, es nado continuo y no puedes tocar al barco ni ser tocado por nadie.

¿CÓMO FUE QUE LLEGASTE A PRACTICAR LA NATACIÓN EN AGUAS ABIERTAS?

Después de sufrir un terrible accidente y perder la capacidad para caminar, la natación fue el medio que me ayudó a recuperar la sensibilidad en las piernas. Habiendo sido atleta de alto rendimiento toda mi vida, decidí convertirme en nadador en la categoría de las aguas abiertas ya que, durante la rehabilitación, demostré la capacidad de resistir nados extensos sin parar.

TUS ENTRENAMIENTOS SON LARGOS Y DUROS, ¿CÓMO HAS LOGRADO COMPAGINAR TU VIDA DE ATLETA DE ALTO RENDIMIENTO CON LA PERSONAL?

Disciplina, planeación y mucho sacrificio. Durante mis periodos competitivos o previos a un reto de magna escala, mis días comienzan muy temprano, cuando el día aún duerme, y terminan muy tarde. He tenido el apoyo de mi familia y de mi equipo en todo momento y, afortunadamente, mi más grande aliciente siempre ha sabido motivarme, mi esposa. Entrenar, trabajar, ser papá y ser esposo requiere sacrificarte a ti mismo, sabiendo que al final lo vale, ya que comprendes que es parte de un todo, es decir, un bien común.

CUANDO CRUZASTE EL CANAL DE LA MANCHA, ¿EN QUÉ PENSABAS?

El reto del Canal de la Mancha ha sido mi más grande pesadilla y durante casi 18 horas de nado, agotas todo tipo de pensamiento. Por supuesto que acudía a mi mente mi familia, los niños con cáncer que se verían beneficiados por este acto deportivo, canciones y frases motivacionales, etc. Pero aprendí que pensar de más, también es agotador y en un evento de vida o muerte es importante guardar toda la energía posible. Así que puse aprueba el trabajo mental que entrenamos previamente, un concepto llamado “Flow”, donde comienzas a fluir a través del presente, doblando el tiempo y las leyes convencionales de la física con el fi n de acceder a tu “Modo de supervivencia”.

¿QUÉ ES LO QUE MÁS DISFRUTAS DE LA NATACIÓN EN AGUAS ABIERTAS?

Sin duda alguna, la sensación de orgullo que me da el saber que tengo la capacidad de hacer algo que muy pocos pueden lograr y que, además, lo hago por ayudar a otras personas, es de lo que más disfruto al ser nadador de aguas abiertas. Somos seres de tierra, no acuáticos, pero también es verdad que somos seres de absoluta adaptación y, justamente, desarrollar esta habilidad es un tema que disfruto a cada brazada.

¿CUÁLES SON TUS PRÓXIMOS RETOS?

Ya que mis actos deportivos y laborales siempre buscan ayudar a la gente, en este momento, mi más grande reto es terminar mi libro, el cual busca motivar e inspirar a otros a conquistar tanto sus miedos como sus habilidades. De igual forma, por medio de mi empresa “Christian Ayala, entrenador vivencial”, pretendemos llegar a muchas más personas ya que estamos convencidos de que después de cada taller, conferencia o terapia personal, vamos cambiando poco a poco nuestro entorno, nuestro país, nuestra sociedad y a nosotros mismos. En el ámbito deportivo, buscaremos el próximo año cruzar un reto más, probablemente ,esta vez en una ruta nacional que ayude a concientizar sobre el cuidado de nuestros mares, pero sin descuidar la labor altruista a favor de los niños con cáncer de México. Es así como buscaremos que el proyecto del Banco de medicinas para enfermedades crónico degenerativas, que se inició hace algunos años, sea restructurado una vez más, desde una plataforma ciudadana y deportista.

¿QUÉ CONSEJO LE DARÍAS A LOS JÓVENES QUE NO PRACTICAN NINGÚN DEPORTE?

Muchos jóvenes evitan el deporte pensando que éste tiene que ser competitivo, grupal u obligatorio. La imposición y la falta de conocimiento sobre los beneficios de hacer un deporte han alejado a la juventud de las canchas, las pistas, las albercas, etc. Sin embargo, el mejor consejo que les puedo dar es que lo intenten por ellos mismos, por salud, por bienestar, por orgullo personal; pero, principalmente, por que el entrenamiento físico se convierte, eventualmente, en un entrenamiento mental, lo cual impulsa a tus sueños, anhelos y metas. Es mucho más que “hacer un deporte”, es tomar esa decisión que muy probablemente transforme tu vida desde un enfoque diferente. No es sólo por la actividad física, es por la actividad disciplinaria y motivacional que requiere el levantarte un día y decir ¡Sí puedo, claro que puedo!

 

1/4

 

FOTOGRAFÍA: Davo Montiel

LOCACIÓN: Huz Designer House