Ron Perlman, quién ha trabajado en películas de Guillermo del Toro como “Hellboy” y “Cronos”, confesó a través de su cuenta oficial de Twitter que pudo cobrar venganza al productor Harvey Weinstein en un evento de caridad.

 

“¿Alguna vez les conté cuando Harvey Weinstein me dijo que se aseguraría de darme la mano en un evento de caridad? Me detuve en el baño y me oriné la mano, luego fui directamente hacia él a la recepción… Pienso en eso cada vez que el pequeño Donnie abre su KFC”.

 

Después de esta polémica declaración, el actor recibió un sin fin de críticas por esta acción, la cual creyó pudo ser un buen acto de venganza de su parte después de las acusaciones contra Weinstein por abuso sexual.

Algunos usuarios de Twitter le contestaron al actor:

“Recuérdame nunca saludarte maldito perdedor”.

 

“Estoy segura de que las mujeres abusadas y asustadas por Weinstein están muy agradecidas de que te orinaras la mano en vez de encararlo por sus actos. Eres un héroe”.