La actriz mexicana Salma Hayek fue reconocida por su labor humanitaria durante la séptima Bienal de UNICEF Ball, realizada en Beverly Hills, California.

Salma recibió el Premio al Liderazgo Danny Kaye y durante su participación recordó un viaje con el Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (UNICEF) hace una década a Sierra Leona donde amamantó al hijo recién nacido de otra mujer.

Hayek dijo que una niña de 15 años lloraba porque no podía alimentar a su recién nacido y ella se ofreció a hacerlo pues acababa de quitarle la leche a su hija, según The Holywood Reporter.

Las acciones de Hayek no se conocerían de inmediato porque su publicista insistió en que UNICEF no publicara la foto, pero tres años más tarde la fotografía se utilizó en una historia sobre la lactancia materna en África.

Hayek también recordó haber administrado vacunas contra el tétanos a niños en Sierra Leona durante el mismo viaje, después de que un recién nacido murió en sus brazos a causa del tétanos materno-neonatal.

Se necesita muy poco para hacer cambios grandes y muy grandes”, dijo durante la velada la actriz mexicana, quien también ayudó a recaudar más de 700 mil dólares para los esfuerzos de ayuda después del terremoto en México en septiembre pasado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here