La marca cosmética Dove de Unilever, tuvo que presentar una disculpa después de haber difundido en redes sociales una publicidad que recibió acusaciones de racismo.

En el anuncio aparece una mujer negra que se convierte en blanca después de usar un producto. En el vídeo de tres segundos, la mujer se quita la camiseta y aparece una blanca que, hace lo mismo y aparece una mujer asiática.

“En una imagen publicada esta semana, no hemos acertado al representar a las mujeres de color, y lamentamos profundamente el daño que hemos causado”, declaró la marca en un mensaje publicado en Facebook y Twitter.

El anuncio difundido en la página de Facebook de Dove Estados Unidos y suprimido desde entonces, ha sido compartido por muchos internautas y ha recibido múltiples críticas en la web.

“El anuncio de Dove es racista, irresponsable, insensible, desconectado, desagradable y debería recibir el premio de la cebolla podrida”, tuiteó el lunes @LebonaMoleli.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here