Numerosos países industrializados se esfuerzan en fomentar el reciclaje y en el caso de Noruega ha logrado que sus habitantes reciclen un 90% de recipientes PET y los consumidores al devolverlos obtienen un reembolso en un recibo para posteriormente ser usado.

PET

En 1971, el propietario de uno de los mayores supermercados de Oslo contactó a Petter, que entonces era vendedor de material y equipamiento para el etiquetado de precios en los supermercados, y le planteó un problema. En Noruega, es obligatorio que los supermercados reembolsen a los clientes las botellas vacías que devuelven pero, a principios de los años setenta, estos comercios se enfrentaban a la dificultad de gestionar la ingente cantidad de envases retornados.

Para logran tal éxito es porque cada vez que se compre en el supermercado una bebida con este tipo de envase, se paga con el precio de la bebida un deposito o pant que el costo ronda entre 1 y 2.5 coronas de 0.12 a 0.30 Euros aproximadamente, la fianza que tiene cada envase siempre viene reflejado en su etiqueta. Una vez que se termina el contenido el envase se introduce en una máquina que hay en todos los supermercados, la cual lee el código de barras de la etiqueta el depósito se ve reflejado en un recibo, el cual abona el dinero que sirven para realizar pagos u obtener descuentos en las compras. Algunas máquinas puedes donar la cantidad de la fianza a la Cruz Roja Noruega.

Vía: Ricardo Gamaza

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here