No hay lugar en la Tierra que realmente se escape de los residuos que hemos tirado al medio ambiente. La Isla Henderson en el Pacífico Sur, es un claro ejemplo de los daños que le estamos haciendo a nuestro planeta.

Esta isla se encuentra deshabitada y está a más de 5000 kilómetros del centro de población más cercano. La autora principal del estudio, la investigadora de la Universidad de Tasmania Jennifer Lavers, advirtió casualmente que estaba llena de contaminación. Jennifer Lavers, contabilizó hasta 671 trozos de plástico por metro cuadrado en las playas, la densidad más alta jamás registrada.

“Sobre la base de nuestras muestras tomadas de cinco sitios, hemos estimado que más de 17 toneladas de desperdicios plásticos han sido depositados en la isla y más de 3.570 nuevos desechos se posan a diario en una sola de sus playas”.

En las playas se encontrarán redes y boyas de pescar, cascos, mecheros, cepillos de dientes y envases de plástico forman parte de los desperdicios, aunque la mayoría son objetos sin identificar de los algunos solo miden un milímetro.

Se calculó además que unos 3.570 deshechos llegan a sus costas diariamente, pese a que sus playas formen parte de a la Lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Vía: La tecera El español

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here