Sin lugar a dudas, el polémico movimiento #MeToo corresponde a acontecimiento sumamente importante para las mujeres, sin embargo, puesto a los incidentes recientes como el trágico fallecimiento del músico Armando Gil Vega, distintos artistas han fijado su postura al respecto.

Los roqueros Kenny Avilés y César López «El Vampiro» mencionaron que es necesario que no existan denuncias anónimas, además de que la acusación vaya soportada por una vía legal para que de esta manera también se logre la eliminación del acoso y abuso.

Roqueros se declaran a favor del #MeToo sin anonimato

En cuanto a la vocalista de Kenny y Los Eléctricos comentó: «Qué bueno que hoy se quejan. Si fuera yo, tendría que declarar y dar la cara. Pasa en todos lados, como que el jefe quiere que salgas con él y, si no aceptas, te quedas sin trabajo, hay que decir que no; claro el miedo existe, pero te vas de ahí con la cabeza de frente». 

Roqueros se declaran a favor del #MeToo sin anonimato

César quien funge como baterista en la agrupación Maná consideró que las personas han optado por realizar sus denuncias a través de las redes sociales al darse cuenta de que a través de la vía legal no existe un seguimiento como tal.

«Aquí la cuestión es que, alguien cae mal, le acaban su carrera, en lo que se aclara, ya lo arruinó. ¡Qué bueno que levanten la voz! Creo que vamos a llegar como en Estados Unidos, donde los maestros ni siquiera pueden tocar a los niños, porque hay demanda de algún tipo», aseveró.

Las reacciones se dieron debido a la fuerte polémica que sembró el músico Armando al publicar una carta en su cuenta de Twitter y posteriormente encontrado muerto en su casa para lo que Kenny recalcó:

«Armando decidió tomar esa locura en su vida, muy respetable, pero nadie sabemos la verdad ni la vamos a saber porque murió. Perdimos a un músico maravilloso, lo adoraba y admiraba», finalizó.