El gran problema que ya todos sabemos es el uso excesivo de los plásticos. Ya sabemos que el polietileno posee una tremenda resistencia y ese es uno de los factores de éxito para su uso industrial. Ahora, científicos del Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria han publicado un estudio en que el describen una manera de librarse de estos residuos de forma natural.

Se refiere a la larva de un insecto común, la gallina de la cera (Galleria mellonella), que habitualmente se encuentra en los panales de las abejas.

“Hemos comprobado que este gusano es capaz de degradar el plástico con el simple contacto. Hemos producido y amasado una pulpa con gusanos muertos y hemos puesto el plástico encima, y hemos comprobado que el plástico se degrada. Hay algo que produce ese efecto. El gusano produce algo que, al entrar en contacto con el plástico, lo descompone”, explica Federica Bertocchini, investigadora del CSIC

Veamos más de este gran descubrimiento:

Pero dejemos las todo en manos de los demás como a científicos, bacterias y a estos gusanos de cera; nosotros podemos colaborar para evitar daños al planeta a un futuro próximo.

Vía: Público Foto: Unican

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here